Un diálogo abierto entre naturaleza y arquitectura

Como en una toma de barrido cinematográfico, la progresión desde el vestíbulo hacia los jardines sorprende al viajero conteniendo su respiración. Absolutamente únicos, los jardines de La Mamounia son tan célebres como míticos y ofrecen un panorama increíble a lo largo de una extensión de ocho hectáreas de naturaleza esplendorosa, acompasada por el canto de los pájaros. Un primer plano hacia el horizonte, los techos de la Medina, la Koutoubia y el Atlas en la distancia.

Delimitado por las murallas del siglo XII, el parque se adereza con centenares de olivos, algunos ejemplares con más de 700 años de antigüedad. Buganvillas, cactus, delfinios, jacarandas, naranjos, palmeras, rosales y limoneros se alzan en un juego de luces y sombras, arboledas silvestres y senderos guiados.

El orden reina en una puesta en escena salvaje donde las chumberas se solapan con la vincapervinca de Madagascar, en una cacofonía visual desbordante de vitalidad. Solo las flores de temporada alteran esta fisonomía donde el hombre ejerce de director de orquesta de una naturaleza que regala al visitante un festival de aromas y colores sin igual.

Compartir +

Con su increíble riqueza, el huerto se extiende sobre 1500 m2 de terreno cultivado con abono bio. En su seno se cultivan 30 especies de verduras y plantas aromáticas destinadas a abastecer los cuatro restaurantes de La Mamounia.

Gracias a los conocimientos de nuestros jardineros, el huerto da vida a 15 variedades de tomates, calabacines, rabanitos, calabazas, remolachas, zanahorias… y demás vegetales cocinados por la mano experta de nuestros chefs. Entre los árboles frutales, higueras y melocotoneros desprenden sus fragancias junto a naranjos y árboles de lima, una variedad raramente presente en Marruecos.

Los pilares de la cocina marroquí y mediterránea, las plantas aromáticas como el cilantro, la verbena, las mentas (hierbabuena, trepadora…), la albahaca y el orégano que se descubren a lo largo del paseo, aportan una paleta aromática incomparable a las creaciones de los cuatro restaurantes de La Mamounia.

“Disfrute de un servicio inmejorable en el corazón de los magníficos jardines de La Mamounia.”

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su navigación. Más información