Jardines maravillosos

Condé Nast Traveler

Estamos encantados de anunciar que La Mamounia está compitiendo para los Awards del mejor hotel en el Mundo 2019 por Conde Nast Traveler

¡PODEMOS CONSEGUIRLO UNA VEZ MAS GRACIAS A VUESTROS VOTOS!

Simplemente haga clic en el enlace aquí abajo, sección “Hotels and Resorts”

Votad La Mamounia

Unos jardines
encantadores

Pasee, sueñe, tómese su tiempo...


                  El paseo de La Mamounia

Universos

El paseo central resulta majestuoso, bordeado de olivos centenarios y de dos mil rosales. El Pabellón Menzeh, por su parte, invita a disfrutar del sosiego y a soñar. Junto a él, se extienden decenas de naranjos y limoneros perfectamente alineados. Más allá, cactus —pequeños y grandes, rectos y amorfos—. 

Árboles, plantas y una gran profusión de flores

700 naranjos, 5000 rosales, 21 especies de cactus y 6 de palmeras, 200 olivos... pero, más que de cifras, se trata de todo un festival de colores, aromas, formas y texturas. Limoneros, jacarandas, buganvillas, amarantos, agaves, chumberas...  Cada macizo y cada bosquete es un ejemplo de belleza , un summum de perfección que nos regala la Naturaleza. Los jardines de  La Mamounia son únicos por su impresión de naturalidad, pese a estar trabajados por la mano de apasionados jardineros desde hace más de noventa años. 

La magia reside en la reinvención de los jardines día tras día, temporada tras temporada...

Dentro
de los jardines


                  Los jardines de La Mamounia

El Huerto de la Casa

Pasee por los jardines, entre macizos de flores y bosquetes... Más allá del Pabellón Menzeh, a ambos lados de un camino bordeado de olivos centenarios —hasta 700 años—, descubra uno de los tesoros de  La Mamounia: un magnífico huerto de 1500 m 2 . En él se dan cita diariamente jardineros y chefs para compartir su pasión por los deliciosos y excelentes productos de la tierra. 

Una Naturaleza generosa

Podrá distinguir plantas aromáticas, como el cilantro, la hierba luisa, el toronjil de caña... especias, toda clase de zanahorias, tomates —de Rusia, de Crimea y otras trece variedades—, puerros, remolachas... Un festival de formas y colores, y la promesa de unos sabores naturales . ¡Sin olvidar la menta Borji, indispensable para preparar el té marroquí! Una gran variedad de aromas que nuestros Chefs le ofrecen en su cocina marroquí, italiana y francesa. 

Feed de Instagram