Unos jardines
encantadores

Pasee, sueñe, tómese su tiempo...


                  El paseo de La Mamounia

Universos

El paseo central resulta majestuoso, bordeado de olivos centenarios y de dos mil rosales. El Pabellón Menzeh, por su parte, invita a disfrutar del sosiego y a soñar. Junto a él, se extienden decenas de naranjos y limoneros perfectamente alineados. Más allá, cactus —pequeños y grandes, rectos y amorfos—. 

Árboles, plantas y una gran profusión de flores

700 naranjos, 5000 rosales, 21 especies de cactus y 6 de palmeras, 200 olivos... pero, más que de cifras, se trata de todo un festival de colores, aromas, formas y texturas. Limoneros, jacarandas, buganvillas, amarantos, agaves, chumberas...  Cada macizo y cada bosquete es un ejemplo de belleza , un summum de perfección que nos regala la Naturaleza. Los jardines de  La Mamounia son únicos por su impresión de naturalidad, pese a estar trabajados por la mano de apasionados jardineros desde hace más de noventa años. 

La magia reside en la reinvención de los jardines día tras día, temporada tras temporada...