Un palacio
mítico

La Mamounia, un nombre que hace soñar con solo pronunciarlo, suscita imágenes, provoca un brillo en la mirada y una sonrisa de felicidad… Venga a descubrir un universo onírico, un mundo de elegancia y de excelencia. 


                  La entrada de La Mamounia

Una hermosa historia

Desde 1923,  La Mamounia acoge a viajeros de todo el mundo, tanto anónimos como famosos. Una Casa cuya historia se remonta al siglo XII, arropada por las murallas medievales de Marrakech... una Casa indisociable de sus magníficos jardines, ofrecidos al Príncipe Al Mamoun como regalo de bodas en el siglo XVIII. Desde entonces han transcurrido siglos de cultura, de refinamiento y maestría. 

La Mamounia lleva inscrito en su espíritu este prestigioso pasado, esta cultura arábigo-andaluza rebosante de colores, formas y materiales. Es más, los cultiva y les rinde homenaje. 

Grandes figuras

«Es uno de los lugares más hermosos del mundo» , confesó Winston Churchill a Franklin Roosevelt en 1943. Una auténtica declaración de amor, como todas las que marcaron la historia de  La Mamounia. Artistas, personalidades políticas, estrellas de Hollywood, escritores... Todos ellos se sintieron atraídos por el lugar, por la elegancia y el trato excepcional de  La Mamounia. Todos ellos vivieron esa experiencia tan especial... 

La Mamounia, una musa

El lugar, su arquitectura, su decoración arabo-andaluza, las fantásticas vistas de los jardines, la mezquita de Kutubía o las montañas del Atlas, el parque... Son tantas las fuentes de inspiración y de creatividad ...  La Mamounia tiene un alma que inspira a artistas y escritores, un espíritu que cautiva a aquellos que vienen a disfrutar de unos días, que dedican tiempo a descubrirla, a comprenderla. Hoy más que nunca, este palacio marroquí está lleno de vida.